Archivo de Categorías: textos de la memoria

Dulces en el cine

Aún tengo recuerdos de cuando íbamos a ver películas en horario de matiné al teatro Metro que nos recibía con su decoración Art Decó, la confitería con los estantes llenos de dulces y su mesón curvo de madera maciza y

Dulces en el cine

Aún tengo recuerdos de cuando íbamos a ver películas en horario de matiné al teatro Metro que nos recibía con su decoración Art Decó, la confitería con los estantes llenos de dulces y su mesón curvo de madera maciza y

El pingüino

Nunca se supo si Jacqueline Silva, del segundo grado en la escuela básica del barrio, tenía en realidad un pingüino viviendo en la tina de su baño. Era un secreto a voces dentro del salón de clases a pesar de

El pingüino

Nunca se supo si Jacqueline Silva, del segundo grado en la escuela básica del barrio, tenía en realidad un pingüino viviendo en la tina de su baño. Era un secreto a voces dentro del salón de clases a pesar de

Pensamientos paralelos.

Va camino a Santiago para tomar el vuelo al norte y mientras su hermana le habla sobre hostales en San Pedro de Atacama, ella no puede dejar de pensar en que no quiere que Gisella, su amiga, se muera y

Pensamientos paralelos.

Va camino a Santiago para tomar el vuelo al norte y mientras su hermana le habla sobre hostales en San Pedro de Atacama, ella no puede dejar de pensar en que no quiere que Gisella, su amiga, se muera y

El Bazar

Había un bazar en esa calle, un poco más abajo de lo que entonces era la panadería Recreo. Yo tendría ocho o nueve años y cada vez que me mandaban a comprar el pan, pasaba a ver la muñeca flaca

El Bazar

Había un bazar en esa calle, un poco más abajo de lo que entonces era la panadería Recreo. Yo tendría ocho o nueve años y cada vez que me mandaban a comprar el pan, pasaba a ver la muñeca flaca

La cocina

Eran los libros de cocina de mi mamá. De ellos obtenía recetas de Navidad y Año Nuevo para sorprendernos, siempre dudando del resultado, pidiendo disculpas por adelantado, amargando en algo el sabor a la comida, sólo lo justo y necesario

La cocina

Eran los libros de cocina de mi mamá. De ellos obtenía recetas de Navidad y Año Nuevo para sorprendernos, siempre dudando del resultado, pidiendo disculpas por adelantado, amargando en algo el sabor a la comida, sólo lo justo y necesario